lunes, 8 de noviembre de 2010

Despedida...

Como son las vueltas de la vida. Todo paso una tarde de domingo. Un domingo como cualquier otro, de paseo por el rosedal del palermo.
Y fue ahí, donde sin dar señales, sin tener un preaviso, ellos simplemente se fueron
Ellos, que no fueron los primeros y que no van a ser los últimos, pero que fueron los mas importantes. Ellos, que me mostraron cuales eran mis límites y como fue posible romperlos. Que me llevaron a hacer cosas que solo contemplaba como espectador y nunca creí poder hacer. Me enseñaron tantas cosas y me hicieron conocer a tanta gente




PUTA MADRE, SE ROMPIERON MIS PATINES